¿Adoptas un nuevo gato en la familia? Pautas de presentación.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Adoptas un nuevo gato en la familia? Pautas de presentación.

Mensaje  Admin el Jue Mayo 20, 2010 9:49 am

Hace tiempo adoptaste un gato. Él llenó tu vida, tú la suya… y ahora, por la buena razón que sea, has decidido adoptar un nuevo gato y llenar aún más vuestras vidas.

Cada gato es absolutamente un mundo: puede excepcionalmente que nada más conocer al segundo gato se lleven como que se conocían de siempre, pero lo normal y recomendable es que la presentación entre ambos sea progresiva, poco a poco.

Cuando traigas al nuevo gato, no los presentes nunca de golpe: tu primer gato sentirá que “aquello” nuevo que le traes no es un compañero, sino un invasor de vuestra intimidad, otro “ser” que se parece a él, que hace “miau” como él pero… que no, que es algo extraño y desconocido y, de golpe, no querrá saber nada de él (aparte de los bufidos, arañazos y estrés tanto para los gatos, como para los humanos que queremos que todo salga bien). Así que no lo olvides: poco a poco.

Lo más recomendable es dejar al nuevo gato metido en el transportín unos minutos
, que ambos se acerquen, se huelan, se bufen incluso pero… que se vayan conociendo poco a poco y vean que no hay nada que temer, sólo cosas buenas por conocer.

A continuación, lleva al gato nuevo a una habitación “para él”: con sus nuevas cosas y ante todo, puerta cerrada. Así, tu primer gato podrá seguir sintiéndose el rey de la casa pero conociendo a través de olores, maullidos… al que poco a poco va viendo como su nuevo compañero, sintiendo incluso curiosidad por conocerle.

Con cuidado y usando el transportín si quieres tener más seguridad, intercambia algún rato durante el día al gato nuevo dejándole conocer su nuevo hogar, y a tu primer gato, dejándole entrar en la habitación del nuevo miembro: ambos olerán los lugares del otro y, cuando vuelvan a estar cada uno en su lugar, se encontrarán con que el otro ha conocido sus cosas.

Intercambia la bandeja de arena de uno al otro, por lo mismo que comentábamos antes: así tienen la oportunidad de ir conociéndose poco a poco a través de marcas y olores.

Esto no es de un día para otro: puede durar incluso una o varias semanas. Tú mejor que nadie conoces a tu primer gato, su carácter, cómo crees que reaccionará… y podrás, valorando también el carácter del nuevo gato, ir viendo qué tal van estas presentaciones con la puerta de por medio.

Cuando veas que ambos gatos están preparados, ha llegado el momento de abrir la puerta. Tendrás que vigilarlos por si al principio no funcionara y aquello fuera a acabar en pelea: sepáralos mostrándote serio, firme y liderando la situación, y mantenlos en sus respectivas “habitaciones” durante unas horas. Cuando tanto ellos como tú estéis preparados, volved a intentarlo.

Sabemos que las familias queremos que todo sea perfecto y que se lleven armónicamente desde el primer día. Si al principio parece que no salen bien las cosas, no te preocupes: lo bueno que tiene es que sabes que es normal, que parece duro al inicio pero que en cuanto se superen estos primeros sentimientos de tensiones, todo será calma y buenos momentos.

Cuando los 2 gatos consigan sentirse cómodos en presencia el uno con el otro, propón juegos en los que participen los dos, cariño a los dos, comer una latita juntos… siempre vigilándolos no sea que nuestro objetivo de crear vínculos y unión entre ellos, termine como una batalla de rivalidad.

Tener un gato es maravilloso. Tener varios es… más, más, más, más, más maravilloso. Para ellos, tener un gato más significa tener un compañero en su “quehacer” diario (comer, dormir, jugar, simplemente estar en la misma habitación, aseo, cariño…). Para nosotros, significa la felicidad de verlos felices a ellos, mejora su calidad de vida, su alegría, la nuestra…

Tener más de un gato es , seguramente, algo que hasta que no lo vives, por mucho que lo leas o te cuenten otras experiencias, no sabes lo estupendo que es y una vez que adoptas varios gatos, te preguntas cómo no te has decidido antes: por tu gato, y por ti.

Si tu familia y tú valoráis que queréis adoptar un nuevo miembro “gatuno”, no dejes pasar un segundo más sin ese gato que os espera en algún rincón de alguna perrera o protectora y… déjate adoptar. Aquí mismo encontrarás que todos los gatines de Esperanza Animal esperan que gente maravillosa se fije en ellos y les dé un nuevo hogar lleno de humanos estupendos y, por qué no, un compañero felino para con todos ellos, ser felices juntos.

¿Ya los has visto a todos? Ahí, entre ellos, está el compañero que buscas: pregunta por él, adóptalo y… sed felices.
___________________________________________________________
Administradora del foro de la Asociación Defensa Animal Palentina y Vallisoletana


Última edición por Admin el Dom Sep 11, 2011 7:23 pm, editado 1 vez
avatar
Admin
Administradora

Fecha de inscripción : 13/01/2010

http://adapv.foroweb.org

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Adoptas un nuevo gato en la familia? Pautas de presentación.

Mensaje  Admin el Vie Sep 03, 2010 2:13 am

PAUTAS DE PRESENTACIÓN GATO - GATO:

Cuando llegues a casa con el nuevo inquilino no los presentes de golpe
NUNCA, ya que esto será por lo general el principio de una mala relación
o de una relación que tardará mucho más en consolidarse como buena,
además de llevarse los dos unos cuantos arañazos o, cuando menos,
bufidos y disgustos.

* Deja al gato nuevo en el trasportín y que el dueño de la casa se
acerque a olerlo durante unos minutos.

* Después de esta presentación preliminar déjalos en partes separadas de
la casa de modo que puedan olerse por debajo de la puerta, pero sin
poder verse ni atacarse. Esto durante un periodo mínimo de 2 semanas.

* Mientras cada gato esté en esta fase de confinamiento separado,
intercámbiales la arena, pon la de uno (con caquitas y todo) en el sitio
del otro y viceversa. Así se irán acostumbrando a sus nuevos olores.

* Tenlos sólo juntos cuando alguien esté presente y les pueda vigilar y
hazlo de forma gradual (cada vez más tiempo, según veas que se toleran).
Cuando no estés en casa tenlos en cuartos separados hasta que la
aceptación del uno por el otro sea total y absoluta.

* Los animales esterilizados son menos territoriales, esterilízalos y
evitarás futuras peleas.

* Dales premios cuando se porten bien el uno con el otro. En especial al
gato que ya tenías, para que no se sienta desplazado por el nuevo y
mímales mucho más de lo habitual.
Incítales a jugar juntos participando tú al principio con una cuerda o
similar.

Si les gusta la malta, úntales un poco la boquita o alguna patita con
ello para que el otro le lave y creen vínculos. Esto sólo en caso de que
ya se medio acepten, claro, porque de lo contrario puedes empezar una
pelea.

Tendremos que tener en cuenta que los gatos son muy exagerados y muchas
veces lo que parece una gran pelea es simplemente un intercambio de
maullidos y chillidos que, si bien nos asustan, son tan sólo intentos de
intimidar al otro gato sin llegar al ataque.

Los enfrentamientos a veces son necesarios cuando el orden está sin
establecer en casa. Si los separas, lo único que consigues es aplazar
esto y a veces perpetuarlo. Si te metes en su enfrentamiento, pueden
empezar a utilizar esto como arma para conseguir tu apoyo, o sea: gritar
más para que tú vengas a defender a alguno.

Sólo si ves que el enfrentamiento es MUY serio se puede intervenir, con
un spray de agua, una palmada seca, o, en casos más extremos, echándoles
una manta encima.

* Condicionamiento positivo: cuando estén juntos sin gruñirse ni nada,
les das premios (golosinas, malta o lo que les guste), juegas con ellos
a algo que puedan jugar juntos (con una cuerda, un plumero, un láser...
no con algo que uno se pueda llevar y pelearse por ello los dos).
También les dices cositas, les haces más mimos… Es muy importante que
sólo les des premios cuando pase esto, si se los das en alguna otra
ocasión no van a discriminar que es por portarse bien, van a generalizarlo.

* También es recomendable el uso del Feliway y, sobre todo, flores de
Bach, van genial.

* Feromonas (truco de la gasita): compra gasas en la farmacia y frota
con una la parte de debajo de la mandíbula, donde acaba y se une con el
cuello (en los lados), con la que ellos se frotan contra los muebles y
contra nosotros. Ese frotado no son mimos, como a veces pensamos, es que
nos marcan como suyos, ya que por esa zona sueltan feromonas. Frotas la
gasita lo que te deje (sin hacerle daño, claro, suave pero con firmeza),
mejor en el que sea más dominante de ambos, y luego, con esa misma gasa
frotas todo el cuerpo del otro. De este modo, el nuevo gato va a oler
más al dominante, y éste le aceptará mejor. Esto lo haces todas las
veces que puedas sin que se harten.

* Contacto visual: hay un método que consiste en colocar una red en una
puerta, para que se vean pero no se puedan atacar, para que se relajen
en presencia del otro. Les pones la red y les das latita, o jamón o lo
que sea a cada uno en su lado (al principio más lejos de la red y según
pasen los días más cerca).

* Distraer al miedoso: si uno de los gatos huye siempre del otro tenemos
un problema, porque de ese modo está reforzando el comportamiento
agresivo del que persigue (yo amenazo y él se va), así que se debería
intentar desviar la atención del miedoso cuando esto pase para que no se
vaya (sin comida, eso sí, no sea que piensen que cada vez que se encaran
hay premio).

* Terapia de desensibilización sistemática: consiste en (sin red)
ponerles el plato de comida al principio lejos del otro gato (unos 3
metros), pero sin comida. Cuando los dos se comporten de manera relajada
ante la presencia (aunque lejana) del otro, les echáis un poco de
comida. Acercáis el plato gradualmente al otro gato, siempre teniendo en
cuenta que nunca debe subir el umbral de miedo ni de agresión. En cuanto
veas que uno se pone nervioso, gruñe o algo así, volvéis un paso atrás y
seguís igual: comida sólo mientras estén a gusto viéndose. Así vais
acercando cada vez más el plato, y no os deis prisa, esto lleva mucho
tiempo. Si la cosa se complica, podéis hacer lo mismo pero con ellos
dentro de transportines y les dais alguna golosina a través de la puerta
si según os acercáis están tranquilos viéndose. O con un arnés.

IMPORTANTE: ninguno de estos premios ha de darse fuera de estas sesiones
para que aprendan a discriminar que sólo cuando se toleran hay premio


PAUTAS DE PRESENTACIÓN GATO - PERRO

Un perro puede fácilmente matar a un gato, incluso si es jugando; una
sacudida basta para que pueda romper el cuello del gato. Algunos perros tienen tal instinto de presa que nunca deberían ser dejados a solas con un gato. Lo habitual es que los perros quieran jugar con los gatos y perseguirlos, y que los gatos se asusten y se pongan a la defensiva.

Utilice la técnica descrita a continuación para presentar un nuevo perro
a su gato. Durante La primera semana aproximadamente y mientras el gato esté en el mismo espacio tenga a su perro atado con la correa. Sino, el gato, por su seguridad, deberá ser confinado en una habitación aparte.

Confinamiento:
Meta a su gato en una habitación de tamaño medio con su comida, agua y
cama. Dé de comer a los animales a ambos lados de la puerta de la habitación de
confinamiento. Esto hará que relacionen algo agradable (comer) con los olores del otro.

Hágalo en pequeños pasos. Inicialmente no coloque los comederos tan pegados a la puerta que haga que las mascotas se sientan demasiado intimidadas por la presencia del otro como para no comer.

Ir acercando los comederos gradualmente hasta que ambos puedan comer
tranquilamente, directamente a cada lado de la puerta. A continuación utilice dos cuñas de sujeción para la puerta de tal manera que permita que ambos se vean, y repita el proceso de los comederos.

Intercambio de olores:

Intercambie sus camas para que se acostumbren a los olores del otro.
Frote una toallasobre uno de los animales y colóquela bajo el comedero del otro. Esto debería hacerse con cada una de las mascotas en la casa. Hay que hacer entender al perro que el gato es aceptable, para ello el perro ha de conseguir algo que quiere toda vez que el gato esté presente.

Se empieza por inculcar al perro las ordenes de “sentar”, “tumbar”, “ven” y “quieto”.

Entrene al perro en un área separada hasta que tenga estas órdenes
claras. Se motivará al perro con pequeños “premios” (comida), que serán imprescindibles cuando tenga delante una distracción tan fuerte como la presencia de un gato. Incluso si el perro ya conoce estas órdenes, trabaje con él para reforzarlas (con “premios” y juguetes) y las atienda con prontitud. Utilice pollo cocido, recortes de carne o un tarro de comida de bebés con carne
y deje que el perro lama el contenido. Necesita algo realmente sabroso
que supere la distracción que supone el gato. Mantenga al perro atado con la correa y premie el que esté calmado y callado. Hágalo cada vez que deje al gato suelto por la casa. Al gato también hay que premiarle para inculcarle la idea de que el perro es aceptable.

Presentación Controlada:
Una vez que ambas mascotas se sienten cómodas comiendo a ambos lados de
la puerta y han sido expuestos a los olores del otro como se ha descrito
anteriormente se puede intentar una presentación controlada cara a cara entre ellos. Tenga al perro atado con su correa y mediante “premios” manténgalo bien sentado o tumbado y quieto.

Haga que otro miembro de la familia traiga al gato en brazos al tiempo que le da
algo rico de comer. Durante el tiempo que el gato esté en la habitación, debe atraer la atención del perro hacia Vd. y no dejar que el perro fije su mirada en el gato.

Inicialmente ambos deberán estar en los extremos opuestos de la habitación. Muchas visitas cortas son mejores que pocas visitas largas. Para empezar serán suficientes 2 o 3 minutos y la visita debería acabar en buenos términos. Haga que la otra persona devuelva el gato a su espacio. Lleve al perro fuera y juegue con él durante 5 minutos. No prolongue la visita de manera que el perro se vuelva incontrolable. Repita los pasos de este apartado hasta que ambos toleren la presencia del otro sin que haya signos de miedo, agresividad o cualquier otra conducta indeseada.

Libere al gato:
Deje que el gato explore libremente, manteniendo al perro atado con su
correa y haciendo que su atención se centre en Vd. e ignore al gato. El perro se mantiene con la correa, tumbado y quieto. Premie la calmada actuación del perro. Si el perro se levanta se le vuelve a la posición con el aliciente de un premio, alábelo y prémielo cuando obedezca y se quede quieto. Si el gato huye o demuestra agresividad es que está Vd. yendo muy rápido con los distintos pasos. Vuelva a los pasos previos de presentación controlada.

Puede llevar varias semanas o meses pero se obtienen buenos resultados.

Refuerzo Positivo:
Aunque el perro debe entender que el perseguir o atosigar al gato son
conductas inaceptables, también hay que enseñarle qué conductas son aceptables, tales como sentarse, venir cuando se le llama, o tumbarse, y premiarle por ellas.

Si el perro sólo recibe castigos cuando está en presencia del gato y no lo asocia con algo agradable puede que dirija su enfado hacia el gato en forma de agresividad. Supervise la interacción entre el gato y el perro. Es posible que quiera mantener al perro con la correa toda vez que el gato esté en su presencia durante el proceso de introducción. Asegúrese de que el gato tiene una vía de escape y un lugar donde refugiarse. Manténgalos en espacios separados
cuando no esté en casa.

Precauciones:
A los perros les gusta comerse la comida de los gatos. Deberá tener la
comida del gato fuera del alcance del perro (en un armario o estantería alta). Es
también frecuente que los perros se coman las heces de los gatos. No supone un riesgo para la salud del perro pero a Vd. le puede resultar desagradable. Puede también enfadar a su gato el que algo tan importante para él como es su bandeja de arena sea invadida por el perro. El castigar la acción después de hecha no cambiará la actuación del perro. La mejor solución es colocar
la bandeja de arena en un lugar fuera del alcance del perro.

________________________________________________
http://www.deesdogs.com
avatar
Admin
Administradora

Fecha de inscripción : 13/01/2010

http://adapv.foroweb.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.